Dividendos

Los dividendos son la retribución a la inversión que las empresas otorgan en proporción a la cantidad de acciones poseídas con recursos originados en las utilidades de la empresa durante un periodo determinado y podrá ser entregado en dinero o en acciones. La decisión de pagar dividendos a los accionistas es adoptada por la Asamblea General la que a su vez indica la periodicidad y forma de pago de los mismos.

El mes de mayo es en el que tradicionalmente se concentra la mayor cantidad de pago de dividendos en efectivo que decretan las empresas que cotizan en BMV, de acuerdo con los resultados (utilidades netas) que haya obtenido al cierre del año previo.

La repartición de dividendos se decide anualmente en la Asamblea General Ordinaria, de acuerdo al estado de cuenta de la empresa en un periodo inmediato anterior. Los dividendos pueden ser cero (0) si se decide no decretar dividendos. Así mismo, si se decretan dividendos, su valor puede ser tanto como la Asamblea disponga dependiendo de las utilidades de la compañía y las reservas que la misma posea.

El pago de dividendos, se decreta en las Asambleas Ordinarias de Accionistas que por lo general se realizan en abril. Si deciden decretar el pago, éste se realiza en mayo que es el mes donde prácticamente se concentra la mayor cantidad de pagos de dividendos pues es el periodo que coincide con las asambleas anuales que se realizan una vez que las empresas cerraron su ejercicio fiscal.

La decisión la tomará finalmente el inversionista: si le interesa estar en una firma que reinvierte sus utilidades porque a futuro puede ser mucho más atractiva que el propio pago de dividendo que tenga ahora o mejor se va con la empresa que paga el dividendo.